Se trata de elección y control

En Comunícate Libremente solemos publicar contenido original para ayudar a los nuevos usuarios de redes libres y descentralizadas, sin embargo en esta ocasión nos parece oportuno reproducir (traducido) un artículo publicado en el sitio web de la fundación responsable de XMPP donde explican las razones para usarlo.


“¿Por qué debería usar XMPP?” es una pregunta que recibimos mucho. Nuestra respuesta a menudo se enfoca en asuntos técnicos, debido a que hay razones abundantes por las que XMPP sería la opción correcta, o explicamos los beneficios de un enfoque federado (donde todo el mundo puede montar su propio servidor y controlar sus datos). En cualquier caso, nunca deja de mencionarse el hecho de que es un ‘estándar abierto’.

Los estándares abiertos tienen muchas ventajas sobre los formatos privativos* (demasiados para listarlos en una entrada de blog), pero una en particular es que te ofrece diferentes elecciones y control sobre cómo accedes a tus datos y servicios.

Por ejemplo (prepárate para las analogías), imagina que intentas acceder a un servicio XMPP de otra persona. Dado que XMPP está construido sobre estándares abiertos, puedes elegir qué aplicaciones usas para conectarte con su sistema: por ejemplo, un proveedor de telefonía no impone que, para usar sus servicios, debas usar un móvil en concreto: la elección es tuya. Tu proveedor puede tener una opción que ellos prefieran, u ofrecerla, pero hay otras tantas aplicaciones para XMPP: la decisión sigue siendo tuya y puedes hacer la elección con base en tus preferencias y necesidades individuales.
Aún mejor, si un proyecto nuevo implementa un cliente para XMPP mejor que el que usas normalmente, primero, puede hacerlo, y segundo, tú eres libre de empezar a usarlo. Siguiendo con la analogía del teléfono, imagina que aparece un nuevo modelo de móvil, aún mejor que el que elegiste, y pudieses sacar tu tarjeta del teléfono antiguo y colocarla en el nuevo: no es mucha molestia y obtienes un servicio mejor.

Y si tienes necesidades particulares que no están cubiertas en clientes existentes, eres libre de implementar el tuyo propio, o ampliar cualquiera de las opciones de código abierto. El poder es todo tuyo.

Esta es una diferencia crítica entre los estándares abiertos (como XMPP) y el acceso a sistemas privativos*: si usas un sistema privativo*, el operador tiene el control de cómo accedes al servicio; si se le antoja, podría elegir arrebatarte tu elección de clientes de terceros. En nuestra analogía telefónica, esto es como si tu operador móvil controlase qué terminales puedes usar, y decidiese por capricho que solo tienen una opción y solo se pudiera usar ese teléfono a partir de ese momento. En esta situación podrías verte incapacitado para acceder a tus datos de manera útil. Un sistema privativo* también podría lanzar una nueva versión del cliente que no te guste o que no funcione en tus sistemas: si fuerzan actualizaciones podrías no ser capaz de acceder a los sistemas o a tus datos. Como puedes ver, la elección no es realmente tuya.

Ahora imagina que formas parte de una organización que tiene un servicio interno. Podríais elegir usar un proveedor en “la nube”, en cuyo caso las ventajas de elegir un proveedor que usa estándares abiertos son las mismas que las mencionadas anteriormente. También es posible que quisierais aplicar políticas de la organización a vuestro servidor interno; de nuevo, los estándares abiertos como XMPP son una buena elección. Aseguran que podáis elegir el cliente que necesitéis, no el cliente que el proveedor de un servicio privativo* quiere que uséis. Un sistema de estándares abiertos asegura incluso la opción de migrar de un proveedor de servicio a otro (con la opción de exportar los datos), usando mecanismos definidos para los servidores XMPP. Cuando se trata de vuestros sistemas, debería ser vuestra la elección.

Estos beneficios también se aplican a desarrolladores independientes: desarrollar para XMPP te ofrece un terreno de juego en igualdad de condiciones, y eres libre de implementar tu cliente, servidor, biblioteca o componente de acuerdo con los estándares; no corres el riesgo de quedarte fuera del sistema para el que desarrollas, ya sea por cambios no publicados al protocolo o por acciones legales. Y si piensas que los protocolos pueden ser mejores, puedes incluso contribuir al proceso de estándares abiertos y hacer las mejoras que necesites.

Usar estándares abiertos importa cuando tus elecciones son importantes para ti, sean hoy o mañana. Por eso deberías usar XMPP.

* NdT: Hemos optado por la palabra “privativo” dado que el original en inglés, “proprietary”, no tiene una traducción exacta en español.

Traducción por Adrián Perales, Laura Arjona y JanKusanagi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s